viernes, 27 de noviembre de 2009

it's not easy to erase your blood

Podría pasarme la noche borrando los rastros de sangre de la pared, despegar los dientes de la almohada y exorcizar en ella cada una de mis obsesiones cuchillo en mano, con los ojos vendados y un orgasmo en el café. Podría esperar aquí sentada, golpear la ventana hasta desempañarla, ser mortífera y mortal como las horas, desgarrar el espejo con mis mejores cartas. Podría también otras cosas como arrastrarme por el suelo, gritarme hasta el alba con los labios vino tinto y, joder, morderte la conciencia, romperme la voz. Dejar de acostarme a la desesperada; ser capaz de dormir sin pensar en la muerte.

1 comentario:

¨ ingravidesa dijo...

el dexter té una llumeta i quan la passa per les habitacions, sempre hi ha quedat una mica de sang.
només unes gotetes, però ens hem dessagnat senceres.